TORRE DE APRENDIZAJE CONVERTIBLE

Siguiendo la pedagogía Montessori os mostramos esta torre de aprendizaje. Es un recurso estupendo para favorecer la autonomía de los pequeños. La experimentación, el juego libre, es la base del aprendizaje propio de niños y niñas desde sus primeros meses. Con la torre de aprendizaje convertible en mesa les vamos a dar la autonomía suficiente para que ell@s mismos aprendan descubriendo su entorno.

Torre de aprendizaje convertible en mesa pupitre

Esta torre de aprendizaje de madera tiene la peculiaridad de que se convierte en pupitre con mesa y banquito incorporado. Es ideal para que lxs peques coman, lean, dibujen, jueguen o hagan manualidades, lo que la hace de lo más versátil.

Permite a bebés, niñas y niños llegar con seguridad a las superficies de la cocina y el fregadero, descubriendo y empezando a realizar pequeñas tareas. Podrán jugar con el agua o alimentos acompañándonos en la cocina mientas preparamos las comidas; lavarse solit@s sus manos, cara o dientes adquiriendo el hábito, o incluso, aprender a cuidar de las plantas.

¡Imagina a la cara de ilusión que tendrán, bebés, niñas y niños sobre la torre de aprendizaje preparando la comida con su madre y su padre! ¡O lavando sus platos, o la fruta! Disfrutarán a lo grande desarrollando sus primeras tareas cuotidianas e irán adquiriendo sus hábitos diarios.

torre de aprendizaje convertible en mesa, pupitre en color blanco

Los cierres laterales de seguridad aseguran tanto la posición de la torre como la de la mesa/silla. La torre de aprendizaje convertida en posición pupitre hace que la torre sea de lo más versátil. 

Nuestro toque

Cuando no la estén usando de torre, podrán usarla de mesa. En nuestro caso, y gracias a que las dos piezas de la torre de aprendizaje son independientes la una de la otra la hará mucho más práctica. La parte inferior de la torre, con banqueta de asiento incluye también una zona de mesa. Así, no será imprescindible tener las dos piezas unidas para poderla utilizar. Gracias a esto, se podrá usar en cualquier espacio, incluso en rincones pequeños. Además, resulta más cómodo poder desplazar el pupitre con las dos piezas independientes.

torre de aprendizaje convertible en mesa, pupitre en color blanco

“En el niño, incluso en el bebé, hay por naturaleza un inagotable y creciente interés en el mundo y en sí mismo. No es necesario ‘entretener’ a un bebé. Puede jugar durante horas, días e incluso meses con los objetos que consiga.”

Emmi Pikler

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *